Descubre Vino Biodinámico

Viña FANOA ofrece experiencias saludables

Cuernos de bovino rellenos de compost, una de las prácticas biodinámicas más conocidas

Hemos hablado de la calidad de vinos chilenos, pero hoy queremos hacerlo de manera diferente: hablando de vino biodinámico.

En primer lugar, aclaremos qué es; la Agricultura biodinámica es una técnica bastante antigua, pese a esto a menudo todavía tendemos a crear confusión entre los vinos naturales, orgánicos y, los biodinámicos. El método biodinámico nació en 1924 gracias al padre de la antroposofía, Rudolf Steiner, en respuesta a los problemas de algunos agricultores debido al uso de productos químicos para la fertilización de las plantas, y se basa en el respeto de las leyes de la vida y los “principios” actuando sobre las sustancias. La agricultura biodinámica proporciona prácticas de cultivo alternativas, que se pueden resumir en tres puntos:

  • Mantener y aumentar la fertilidad de la tierra, a través de actividades de compostaje que liberan nutrientes y el uso de preparados biodinámicos
  • Aumentando la capacidad de las plantas para resistir enfermedades y plagas
  • La posibilidad de producir alimentos sanos y de alta calidad

¿Cómo hacer un vino biodinámico?

El vino biodinámico está hecho con prácticas de cultivo que considera al viñedo como una sola entidad, eliminando el uso de químicos y usando materiales naturales y compost. Se sigue un calendario biodinámico como una manera de integrar todos los procesos, desde la plantación, las labores de fertilización y podas, además de la cosecha y el trabajo de vinificación en bodega. Se suelen utilizar cuatro tipos de días para el manejo del viñedo; días de raíz, de flor, de fruto y de follaje. Cada uno de esos días tiene tareas asociadas a los cuatro elementos básicos de nuestro planeta; tierra, agua, aire y fuego.

¿El vino biodinámico y orgánico es lo mismo?

No. Podemos decir, que son similares pues ambos incorporan prácticas agrícolas sin el uso de químicos y pesticidas tóxicos. No obstante, en términos simples, el vino orgánico es producido con uva orgánica. Mientras que el vino biodinámico, además considera para el manejo del viñedo y la vinificación otros elementos como son el calendario de fases lunares y la astrología, así también el ciclo de vida de la viña, otras plantas, insectos y animales que forman parte de su ecosistema.
Para que un vino sea reconocido como biodinámico debe estar certificado por un organismo internacional como es Demeter Internacional. En consecuencia, no basta solo con comunicar al mercado que el vino es biodinámico.